EspacioMéxico
Actualizar
articulos
Sección: articulos

El gran misterio de la Luna

Durante años los científicos de todo el mundo han considerado como enigmas el tamaño y orbita de la Luna, además de que poco se ha podido explicar acerca de su estructura, composición interna y mucho menos de su origen. Esto es atribuible en gran medida a que la Luna parece no haberse formado “naturalmente” –tal y como lo proponen algunas teorías-, sino que de alguna forma fue puesta a propósito en esa posición.

El tamaño de la Luna

La teoría más aceptada sobre el origen de la Luna dice: que esta fue el resultado de una colisión de magnitudes catastróficas entre nuestro planeta y otro cuerpo celeste. Sin embargo la Luna es demasiado grande ya que su diámetro es más de una cuarta parte del de la Tierra.

La forma de la Luna

Tenemos una Luna asimétrica cuya combadura es unas 16 veces mayor de lo que normalmente se podría explicar por la fuerza de gravedad de nuestro planeta, y, curiosamente, está además en la cara oculta de la Luna. Dicha combadura supone que el lado oculto de la Luna tiene una altura de 6 a 9 Km. más que la otra cara.

La única forma para que la Luna aguante su combadura sin romperse, es estando sostenida por ciertas características internas que para nada resultarían comunes, entre ellas debe poseer una gran fortaleza interior, pero, ¿Qué es lo que le da esa gran fortaleza estructural?. Investigadores especializados en el tema, sostienen que: un satélite artificial –como suponemos es la Luna- sería normalmente hueco y con un casco súper-resistente para poder soportar las variaciones del espacio exterior.

Es probable que tenga una capa doble y un denso armazón blindado, cuyo espesor oscilaría alrededor de los 30 Km. y sobre este blindaje una cubierta mucho mas fina de aproximadamente 5 Km. Esta última capa le proporcionaría protección adicional contra impactos de asteroides.

La orbita de la Luna esta equivocada

Todos los demás satélites mayores en el Sistema Solar describen órbitas sobre el ecuador del planeta. Esto es cierto incluso para los satélites del inclinado Urano. Pero mientras que el eje de la Tierra está inclinado 23 grados con relación al plano de su órbita, la Luna describe órbitas a lo largo del plano orbital de la Tierra, y no de su ecuador.

En relación a la teoría de la captura, la cual propone que: la Luna se formó en otro lugar del Sistema Solar, y fue posteriormente capturada por nuestro planeta, los científicos se preguntan cómo una luna tan grande pudo aproximarse a la Tierra en el ángulo justo y a la velocidad adecuada para ser atrapada por la fuerza de gravedad y permanecer girando a nuestro alrededor.

Más misterioso aun es el hecho de que, una captura así tendría que haber dejado una órbita elíptica pronunciada, la órbita de la Luna es casi circular. Es mas, estudios de dinámica orbital muestran que ese tipo de captura hubiese requerido la intervención poco probable de un tercer cuerpo planetario, el cual no ha sido encontrado hasta el momento.

Los cráteres de la Luna podrían ser testimonio de los lugares por los que ha pasado
La mayoría de los proyectiles que entran en la atmósfera terrestre son destruidos por ella; no ocurre así en la Luna. Sin embargo esto no explica la nutrida cantidad de impactos en la Luna con respecto a la Tierra. Pero si consideramos que la Luna ha viajado a través del cosmos atravesando muchos sistemas, cinturones de asteroides, etc, entonces si que habrá estado sujeta a choques más frecuentes aún que los de nuestro planeta.

Otra situación que provoca asombro, es la uniforme falta de profundidad de los cráteres de nuestra Luna. La explicación que le dan los científicos, Mijail Vasin y Alexander Sherbakov es que: "Cuando el meteorito choca contra la cubierta exterior de la Luna, ésta actúa como una capa amortiguadora de los golpes y el cuerpo extraño tropieza con una impenetrable barrera esférica. De este modo, sólo queda ligeramente “abollada” la capa de planchas blindadas y la explosión se limita a lanzar trozos de la cubierta por el espacio”.

El astrónomo Vladimir Koval en 1981 publico un artículo en la revista “tecnología y juventud” en el cual afirmaba que la Luna era legado de una civilización extraterrestre por demás antigua. En el hace referencia a la similitud de la Luna con otros satélites de Saturno y Júpiter y basándose en eso proponía situar el origen de la Luna en una órbita entre Marte y Júpiter en la cual, conforme a la regla de Titus-Bode debería hallarse el desaparecido planeta Faetón.

Las condiciones de formación de cuerpos celestes en dicha zona eran tales que todos ellos se habían formado como "hermanos gemelos" y dice Koval que la aparición de la Luna tuvo influencias en la Tierra, provocando cambios climáticos, inundaciones catastróficas, terremotos y extraños desplazamientos de los polos magnéticos y geográficos.




Publicar comentario
Titulo
Comentario:
Ingresa el contenido de la imagen
Se muestran 36 comentarios sobre El gran misterio de la Luna
genaro
buen articulo, hay un documental de j.j.benites que se llama mirlo rojo en donde habla de que habian construcciones en la luna ¿porque en estos tiempos no han viajado a la luna las grandes potencias como E.U.A con tanta tecnologia que ya existe, se habla de una radiacion ocacionbada por una bomba atomica lanzada hace ya mucho tiempo. :o

© EspacioMéxico 2017